Ministerio Internacional Jesús Es La Solución

California

Pedidos de Oración

Todos estaremos contigo orando...Que Dios te bendiga..

 

El Señor sabe lo que nos conviene

Todo santo que se allega a Dios con un corazón fiel, y eleva sus sinceras peticiones a él con fe, recibirá contestación a sus oraciones. Vuestra fe no debe desconfiar de las promesas de Dios, porque no veáis o sintáis la inmediata respuesta a vuestras oraciones. No temáis confiar en Dios. Fiad en su segura promesa: "Pedid, y recibiréis" (Juan 16:24)

 Dios es demasiado sabio para errar, y demasiado bueno para privar de cualquier cosa buena a sus santos que andan íntegramente. El hombre está sujeto a errar, y aunque sus peticiones asciendan de un corazón sincero, no siempre pide las cosas quesean buenas para sí mismo; o que hayan de glorificar a Dios. 

 Cuando tal cosa sucede, nuestro sabio y bondadoso Padre oye nuestras oraciones, y nos contesta, a veces inmediatamente; pero nos da las cosas que son mejores para nosotros y para su propia gloria. Si pudiésemos apreciar el plan de Dios cuando nos envía sus bendiciones, veríamos claramente que él sabe lo que es mejor para nosotros, y que nuestras oraciones obtienen respuesta. 

  Nunca nos da algo perjudicial, sino la bendición que necesitamos, en lugar de algo que pedimos y que no sería bueno para nosotros. Si no vemos inmediatamente la respuesta a nuestras oraciones, debemos retener firmemente nuestra fe, y no permitir que nos embarque la desconfianza, porque ello nos separaría de Dios.

  Si nuestra fe vacila, no conseguiremos nada de él. Nuestra confianza en Dios debe ser firme; y cuando más necesitemos su bendición, ella caerá sobre nosotros como una lluvia (Testimonios para la igesia, t. 1, p. 116).  

Cómo Conversar Con Dios

 Te recuerdo que Dios siempre se comunica con nosotros por medio  de su Palabra. Por eso hoy veremos cómo nosotros podemos comunicarnos con él. 

Te diré esto: Cristianismo es compañerismo diario con Jesús.  Necesitamos a Jesús en nuestras vidas todos los días. Sin él somos nada. Pero con él somos mas que vencedores, hombres y mujeres de victoria.

Responderemos entonces a la pregunta: ¿Cómo orar? vamos entonces con el primer texto bíblico; San Mateo 6:6 dice: "Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público." Así que puedes Orar directamente al Padre sin intermediarios.

Ahora, en nombre de quien debemos orar: San Juan 14:13,14 nos dice, "Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el hijo. Si algo pidieres en mi nombre, yo lo haré." Podemos entonces orar en el nombre de Jesús, pues él mismo dijo, "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí." San Juan 14:6 

Ora en el nombre de Jesús. Ese nombre tiene poder. Resuelve todos los problemas del ser humano. Tu problema no es grande para él. Ora agradeciendo al Padre por las bendiciones recibidas. 1 Tesalonicenses 5:18declara: "Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús."

Así que, ora esperando recibir la respuesta. Jesús frente a una higuera estéril dijo; San Marco 11:14 "Nunca jamás coma nadie fruto de ti." El versículo 20 nos dice: "Y pasando por la mañana, vieron que la higuera se había secado desde la raíces." Al pedido de Jesús, su oración se contesto. Al orar di lo que estás sintiendo sin hipocresías. Mira lo que dice San Mateo 6:5, "Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa."

No Ores cumpliendo un requisito, o sólo para pedir. Ora por el simple hecho de conversar con el Padre. Cuéntale todos tus sueños, tus tristezas, tus victorias y derrotas y tus inquietudes. Al fin "Orar es abrir el corazón a Dios como a un AMIGO" 

RESPONDE:

¿Los amigos hablan siempre la misma cosa?

¿Los amigos sólo hablan para pedir favores?

¿Los amigos conversan por obligación? 

Si Jesús, además de ser tu Salvador, es también tu gran Amigo, ¿cómo crees que debería ser tu oración? 

 

¿Qué Hacer?

. Cuando no tienes voluntad de orar:

Cuenta a Dios precisamente eso. Pregúntale por qué te estás sintiendo asi. Verás que sin                                     darte cuenta comenzarás a conversar con él. 

. Cuando en medio de la oracion tienes un pensamiento impuro:

No huyas del pensamiento. Inclúyelo en la oración. Cuéntale a Dios lo que vino a tu mente. 

. Cuando sientes que tu oración no pasa del techo: 

Eso sucede porque tú tienes una idea distante de Dios. Imagina que está a tu lado, y todo                                     cambiará.

. Cuando tu oracion se termina en dos minutos:

Eso pasa porque tú estás solo pidiendo cosas. Conversa con él. Cuéntale todo lo que has                                     hecho en el día, y verás que todo cambia. 

 

¿Cómo mantener viva la comunión con Jesús? 

1. Escoge un lugar habitual para tus momentos de comunión: la sala, el estudio, el jardín, etc.

2. Sigue los siguientes pasos:

a. Una corta oración pidiendo la dirección divina. 

b. Lectura de un pasaje bíblico. 

c. Medita, tratando de aplicar el mensaje a tu experiencia diaria.

d. Queda en silencio por un momento.

e. Ora abriendo todo tu corazón, conversando con Jesús como si fuese tu mejor amigo.

3. Haz esto todos los días. Si por algún motivo fallas un día, no te desanimes, continúa     al día siguiente. 

 

MEDITA EN ESTO:

"Conságrate a Dios todas las mañanas, haz de esto tu primer trabajo. Sea tu oración: 'Tómame, oh                       Señor, enteramente tuyo. Pongo todos mis planes a tus pies. úsame hoy en tu servicio. Mora conmigo                   y sea toda mi obra hecha en ti' 

 

Este es un asunto diario. Cada mañana conságrate a Dios por ese día. Somete todos tus planes a él,                   para ponerlos en practica o abandonarlos según te lo indicare su providencia. Sea puesta así tu vida                     en las manos de Dios y será cada vez más semejante a la de Cristo" 

El Camino a Cristo, página. 69, 70.

 

MI DECISION 

Deseo conversar más con Jesús, porque sé que mi fuerza viene de él. 

 

Lecturas adicionales sobre la oración